Buscar en
Buscar
  > Consejos
Mantén a raya tus dientes 
Fecha última actualización: 25/09/2008

Azprensa. Niño con cepillo y bocas gigantes
Azprensa. Niño con cepillo de dientes y bocas gigantes
Las enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, son uno de los problemas más comunes entre la población adulta y la principal causa de pérdida de piezas dentales. Una correcta higiene diaria y la utilización de los utensilios más adecuados, previene su aparición.

Uno de cada tres españoles (el 36,2%) afirma padecer algún tipo de problema en su salud bucodental, según datos del último estudio de Prevención e Higiene Dental elaborado por Clínicas Vital Dent. Dentro de estos problemas, las enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis son las más comunes entre los adultos y la principal causa de pérdidas dentarias.

Estas enfermedades se producen por la acumulación de bacterias en la placa que afectan directamente a las encías y a la estructura de soporte de los dientes. Para frenar esta enfermedad y evitar la pérdida dental, es necesario prestar especial atención a la higiene diaria.

Limpieza de los dientes. Para prevenir cualquier enfermedad periodontal es fundamental lavarse los dientes después de cada comida con cepillo dental y dentífrico, no sólo para eliminar los restos de alimentos sino también la invisible placa bacteriana. En el caso que se padezca algún problema periodontal, se recomienda colocar el cepillo de modo que sus filamentos formen un ángulo de 45 grados con la superficie dentaria y realizar movimientos circulares y laterales con suavidad.

Limpieza de la lengua. En la lengua se acumulan gran cantidad de bacterias por lo que su limpieza es necesaria también para mantener una buena salud bucal. No debemos utilizar un cepillo de dientes para limpiar nuestra lengua ya que puede herirnos, lo ideal será utilizar un limpiador lingual.

Limpieza de los espacios interdentales. Uno de los principales inconvenientes es la limpieza entre los dientes. En el caso de que no haya espacio entre los dientes, se recomienda usar seda dental, mientras que si entre los dientes hay suficiente espacio causado por pérdidas o movimientos dentarios, se debe usar un cepillo interproximal.

Los utensilios más adecuados
Es imprescindible mantener una completa higiene después de cada comida y sobre todo antes de dormir, puesto que durante el sueño disminuye la producción de saliva y los movimientos linguales, lo que favorece la placa bacteriana.
Para ello debemos utilizar los utensilios más adecuados y usarlos adecuadamente.
El cepillo de dientes debe tener un cabezal redondeado y pequeño para llegar fácilmente a todos los dientes. Sus filamentos han de ser suaves y de puntas redondeadas para evitar posibles lesiones en las encías. Si con el uso se desgastan o se tuercen no limpiarán bien, por lo que se debe sustituir por otro; recuerda cambiar el cepillo cada tres meses para mantener una correcta higiene bucodental.
El dentífrico facilita la limpieza dental y proporciona una agradable sensación de limpieza. Es necesario sólo una pequeña cantidad para facilitar el cepillado efectivo. Si tus encías son sensibles, existen en la actualidad soluciones dentales que incorporan nitrato potásico.

Un complemento necesario para obtener una buena higiene es la seda dental, ya que asegura la limpieza de las caras laterales de los dientes, pero debe aplicarse con la técnica adecuada. Se debe introducir el hilo entre los dientes con un suave movimiento de “sierra” y nunca de manera violenta para no generar heridas; una vez que esté al borde de las encías, hay que curvarlo en forma de “C” contra uno de los dientes y deslizarlo en el espacio entre el diente y la encía, así como frotar el hilo dental contra el diente para eliminar los restos de los alimentos y la placa. Esta operación se debe realizar con el resto de dientes, utilizando en cada uno de ellos un trozo de hilo limpio.

En los casos de enfermedad periodontal avanzada quedarán huecos entre los dientes en la zona que antes quedaba cubierta por las encías. Estos espacios son demasiados grandes para que se puedan limpiar con seda dental, por lo que es necesario sustituirlo por un cepillo interproximal.

 
Consejos relacionados
- ¡Menuda sonrisa!: La odontología preventiva, destinada a los más pequeños

Noticias relacionadas
- El 32% de los españoles asegura que no ha ido al dentista desde hace más de un año
- ¿Quién no ha tenido alguna caries?
- Doce millones de euros para la atención bucodental de niñas y niños
- El 31% de los niños que comen dulces todos los días tienen algún diente picado
- Triturar demasiado la comida a los bebés no les permite desarrollar la musculatura cráneo-facial

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
 


Eventos
Abril 2021
L
M
X
J
V
S
D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad