Buscar en
Buscar
  > Noticias
Miércoles, 11 de junio de 2008
El principal banco de pruebas de investigación, diseño y desarrollo de los nuevos materiales utilizados en medicina –tales como las prótesis y los implantes- han sido los programas espaciales
La investigación aeroespacial, clave en el avance de las tecnologías sanitarias 

Despegue de la lanzadera espacial
Despegue de la lanzadera espacial
(Redacción Educasalud. )
.-“Un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”. Ésta es la frase que dijo el astronauta Neil Armstrong tras ser la primera persona que puso su pie en la Luna.

Esta misma cita se puede utilizar para todos los viajes espaciales que se han hecho hasta el momento y que se seguirán haciendo en el futuro, dado que estos “pequeños pasos” han supuesto una revolución en el avance de la tecnología sanitaria y la ingeniería clínica que han impulsado su desarrollo, además de hacerlo en otros muchos ámbitos de la actividad humana.

“Los avances han sido muy notables en todo lo relacionado con el diagnóstico de enfermedades a partir de imágenes médicas gracias en parte a los estudios realizados en los programas espaciales sobre resolución y fiabilidad en la transmisión de imágenes o en su interpretación asistida por ordenador”, apunta José Carlos Fernández de Aldecoa, presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC) que ha participado en la sesión plenaria ‘Aplicaciones tecnológicas: desde la navegación y viajes espaciales, a la telemedicina, equipos y sistemas médicos’, dentro del VIII Congreso Nacional de esta Sociedad.

“Parte de la tecnología utilizada en los viajes espaciales ha podido ser transferida al desarrollo de aplicaciones médicas, tanto al utilizar componentes, instrumentación o equipos requeridos en la construcción y funcionamiento de las naves espaciales, como por la posibilidad de realizar pruebas de equipos médicos, en el espacio”, apunta José Carlos Fernández de Aldecoa.

Determinadas investigaciones realizadas a varios cientos de kilómetros de la Tierra, han permitido el desarrollado de técnicas de teledetección para el cálculo de volúmenes y la cuantificación del deterioro de zonas del cerebro y redes neuronales a partir de imágenes de resonancia magnética, así como la detección y seguimiento de procesos oncológicos por análisis de imágenes que permiten la cuantificación de la evolución de una patología y de su tratamiento.

“El registro e interpretación de señales fisiológicas ha sido otro de los aspectos que ha potenciado la transferencia de tecnología sanitaria”, apunta el presidente de la SEEIC. “Se han aprovechado las investigaciones realizadas para establecer métodos de interpretación y evaluación automática de registros encefalográficos y electromiográficos con diagnóstico diferencial de algunas patologías. También han sido de gran ayuda las experiencias en la utilización de cámaras hipobáricas para el seguimiento de las condiciones fisiológicas de los astronautas en condiciones reales de vuelo”.

Un gran banco de pruebas

Tal y como indica José Carlos Fernández de Aldecoa, “se puede decir sin exagerar que el principal banco de pruebas de investigación, diseño y desarrollo de los nuevos materiales utilizados en medicina –tales como las prótesis y los implantes- han sido los programas espaciales”.

La escasez del espacio físico que existe en las naves que se dedican a realizar los viajes espaciales ha hecho que astronautas e ingenieros hayan tenido que hacer un esfuerzo para reducir el tamaño del equipamiento. Por este motivo, la miniaturización de los elementos que componen los sistemas electromédicos ha sido otra de las aportaciones de estas misiones. “Sin ir más lejos, el desarrollo de los ecógrafos portátiles denominados ‘de bolsillo’ se ha producido en los programas de vigilancia médica de los astronautas en el espacio”, subraya el presidente de la SEEIC.

El sistema cardiovascular de los astronautas es uno de los que más sufre en este tipo de misiones debido a los problemas que puede ocasionar la falta de gravedad. Por este motivo, las investigaciones llevadas a cabo en los programas aeroespaciales sobre marcapasos y desfibriladores han sido fundamentales. De la misma forma, las frecuentes alteraciones del aparato gastrointestinal han hecho que los astronautas hayan tenido que familiarizarse con equipamiento asociado
 

Noticias relacionadas
- Las app de salud ya tienen quien las mida
- Los servicios sanitarios demandan tecnología innovadora, pero a precios asequibles
- La cebolla, una alternativa natural a los conservantes artificiales
- ¿Qué nos influye para usar internet como medio educativo?
- Crean un modelo en 3D del cuerpo humano para visualizar datos clínicos

Reportajes relacionados
- Tecnologías capacitadas

Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
 

Eventos
Enero 2021
L
M
X
J
V
S
D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad