Buscar en
Buscar
  > Reportajes
Cerca de un 80% de personas confía más en la opinión de su farmacéutico que en la de su médico, según un estudio del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona 
Automedicación: "Sin receta, por favor" 
( por Aranda, J.. Periodista.)
Fecha última actualización: 21/02/2003
Los riesgos de un hábito temerario : la automedicación irresponsable 
Absorbidos por la vorágine de la rutina diaria, consumidos por el estrés, sin tiempo para acudir al médico, o con cierta desconfianza en sus prescripciones.Son más de un 73% las personas que consideran que son capaces de distinguir los síntomas de una enfermedad y proceden a automedicarse, según apunta un estudio realizado por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. Hoy en día es más fácil el acceso a la información para el ciudadano y aparentemente, parejo a ello, ha crecido su cultura sanitaria. Éste asume su propio diagnóstico y la licencia de tomar medicamentos sin receta. Pero ante tal situación, ¿se tienen en cuenta los múltiples riesgos de la automedicación? ¿Podríamos hablar de la automedicación como hábito? ¿es toda automedicación un acto de irresponsabilidad?

Cuchara con pastillas.
El hábito de administrarse medicamentos por iniciativa propia, se ha incrementado en las últimas décadas de forma importante.
Seducidos constantemente por la agresiva publicidad de las empresas farmacéuticas, la ausencia de tiempo y la búsqueda de soluciones rápidas a pequeños problemas saludables, son factores que dibujan el panorama actual de los medicamentos y su uso.

Las farmacias se parecen cada vez más a los kioscos. Rótulos llamativos, carteles luminosos, ofertas. . .

Laxantes, antiinflamatorios, calmantes, antidepresivos, vitaminas a montón y hasta antibióticos, como si de golosinas se tratase, la farmacia se convierte en el recurso estrella. El comportamiento de la sociedad en general ha hecho saltar las alarmas de la comunidad médica, preocupada por el nuevo hábito adquirido, la automedicación irresponsable.

Por automedicación se entiende la administración de medicamentos por iniciativa propia, y sin que medie ninguna evaluación u orden médica. Es una de las prácticas, casi ancestrales, la de recurrir a esas panaceas que previenen, contienen y eliminan los molestos síntomas de; resfriados, pequeñas migrañas, dolores menstruales, problemas de circulación.

Esta es una actitud que se ha ido incrementando en las últimas décadas. Si bien es cierto que a veces la toma de determinados fármacos -como una simple aspirina- puede ser útil y necesaria, conviene no abusar de estos métodos. Y en tal caso hacer uso siempre de una automedicación racional y responsable.

 
Mujer de mediana edad en la consulta del médico.
Según el estudio del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, un 30% de personas dice no disponer de tiempo para visitar a su médico.
En la Conferencia de Expertos sobre el Uso Racional de los Medicamentos, convocada por la OMS en 1985 en Nairobi, se apuntó que dicha situación únicamente se produce cuando el uso de éstos reúnen ciertos requisitos. "El uso racional de medicamentos requiere que el paciente reciba la medicación apropiada a su necesidad clínica, en las dosis correspondientes con sus requerimientos individuales, por un periodo adecuado de tiempo, y al menor costo para él y para su comunidad".

Causas de la automedicación
Un estudio, iniciativa del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, ha intentado descubrir las claves de un hábito cada vez más asumido por una sociedad, que a pesar de dar una importancia suprema a la salud, anteponiéndola a otros valores, paradójicamente acude menos a la consulta del médico.

Según este trabajo de investigación, cerca del 73% de las personas que aportaron su opinión se consideran suficientemente capacitadas para averiguar qué les ocurre y encontrar una solución. El 30% no dispone de tiempo para visitar a su médico. Y un 25% señala que escoge la automedicación porque la mayoría de las veces el médico le ha recetado aquello que por iniciativa propia hubiera tomado.

Según otros estudios llevados a cabo en España, la prevalencia de la automedicación roza el 40%-75%, y casi la mitad de los medicamentos son de "prescripción". El perfil de estos medicamentos suelen ser; analgésicos, AINE, antibióticos, antisépticos tópicos, suplementos vitamínicos, antigripales, antitusígenos...

Pero, ¿cuál es la razón de esta tendencia, la de la automedicación? La predisposición a automedicarse está condicionada por diversos factores, como la escasa o inadecuada información sobre un determinado fármaco, las creencias erróneas, así como también, para muchas personas, los problemas de acceso por cuestiones laborales a los servicios de salud.
 

  Página 1 de 4

Enlaces relacionados con este reportaje
Sociedad Iberoamericana de SaludValoración:5Valoración:5Valoración:5 [Ir]


Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)Valoración: 5 (nº votos: 1)  

Eventos
Octubre 2020
L
M
X
J
V
S
D
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad