Buscar en
Buscar
  > Reportajes
Cólicos menstruales, algo con lo que no hay que aprender a vivir 
¿Es normal que me duela tanto la menstruación? 
( por Garcia Molinares, I. Médico. )
Fecha última actualización: 18/03/2005
Muchos mitos y una sola realidad de los cólicos menstruales 
La dismenorrea, mejor conocida como cólicos menstruales esta presente en un gran porcentaje de la población femenina joven, y generacionalmente se ha creado la idea, que son algo inherente a la presencia de la menstruación y por lo tanto hay que vivir con ellos, pero a medida que la población se informa, se dá cuenta que esto no es cierto y que se puede llevar una buena calidad de vida, sin que la menstruación suponga un calvario cada mes.

Mujer joven sentada en un banco
La calidad de vida puede verse seriamente afectada por los cólicos menstruales
No hay que aprender a vivir con los cólicos menstruales, hay que buscar su causa y solución. La idea que hemos heredado de nuestras madres y abuelas, es que “tienes mala suerte” porque tus reglas son dolorosas, pero te dicen que tienes que aprender a vivir con ello el resto de tu vida, y solo te queda pensar en la menopausia, que consigo traerá el alivio del dolor sufrido cada mes durante tantos años.

En tiempos antiguos se consideraba, que la histeria se originaba en el útero, de allí su nombre, y que toda mujer que sufría cólicos menstruales era por histeria. Los cólicos menstruales, ya catalogados como una patología de los órganos reproductores femeninos, se denomina técnicamente “Dismenorrea”, palabra derivada del griego y cuyo significado es menstruación difícil, definida en 1810 como: dolor pélvico crónico de origen ginecológico que se presenta durante el periodo menstrual, desde entonces han surgido muchas teorías sobre su etiología.

Por desgracia para quienes padecen cólicos menstruales, ha persistido durante la historia, la idea que los cólicos menstruales son una condición inherente a tener la menstruación y con ello la connotación de ser “mujeres sanas”. Por lo cual se supone es algo a lo que hay que acostumbrarse. Luego surgió la teoría de su posible relación con una obstrucción del canal endocervical y se aseveraba que su única solución era la dilatación de dicho canal, para facilitar la salida del flujo menstrual.


Hay que ser cautos a la hora de hablar de dismenorrea ya que esta, es solo un capitulo dentro de una temática muy amplia llamada Dolor Pélvico Crónico, el cual puede tener causas orgánicas o psicológicas. Dentro de las causas orgánicas encontramos las de origen ginecológico y las de origen no ginecológico.




 

  Página 1 de 7

Reportajes relacionados
- Menstruación: la maldición roja
- Proyecto SIFKaL, cuando la mejor protección ante los peligros de Internet se encuentra en la propia mente
- ¡Está muy lejos, pero hay que prepararse desde “ya”, para la menopausia!.
- El acné, ¡en guardia contra el espejo!
- Anorexia: al otro lado del espejo

Consejos relacionados
- Gestión segura de imagenes en Internet: consejos para adolescentes
- Internet y los niños: recomendaciones para padres
- Verdades, mentiras y miedos sobre el uso del tampón.
- El dolor menstrual: consejos para disminuir la dismenorrea
- ¿Por qué tomamos drogas?


Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 5 (nº votos: 2)Valoración: 5 (nº votos: 2)Valoración: 5 (nº votos: 2)Valoración: 5 (nº votos: 2)Valoración: 5 (nº votos: 2)  

Eventos
Febrero 2021
L
M
X
J
V
S
D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad