Buscar en
Buscar
  > Reportajes
Modalidades y escenarios de aplicación de la Telemedicina 
Fecha última actualización: 20/09/2005
En los últimos años el desarrollo de Internet, de la telefonía móvil y de las nuevas redes de telecomunicaciones de banda ancha, han aumentado espectacularmente las capacidades tecnológicas que puede utilizar el sistema sanitario para ofrcer servicios de asistencia médica a distancia

Doctor junto a un ordenador portatil
Doctor junto a un ordenador portatil en su despacho
Definición

La telemedicina se define como el uso de las telecomunicaciones para la provisión de servicios e información médicos a distancia. Esta podría ser una situación tan simple como dos profesionales médicos analizando un caso clínico utilizando sus ordenadores, o tan sofisticada como una interconsulta entre médicos de dos hospitales en distintos países por medio de videoconferencia a través de satélites. En general, la práctica de la telemedicina se presenta en un escenario cambiante de modalidades, ámbitos de aplicación y de tecnologías, que trataremos de describir en este artículo.

La historia de la Telemedicina ha seguido el ritmo del desarrollo de las telecomunicaciones: el telégrafo, el teléfono, la radio, la televisión y los enlaces por satélite se han aprovechado para uso médico desde el primer momento de su introducción. Se tienen referencias del uso de sistemas de radiotelegrafía ya en 1920 en los países nórdicos y en Italia para asistencia marítima. Todas estas experiencias, que no vamos a enumerar por razones de espacio, sirvieron de base para que en los últimos años la telemedicina haya recibido un impulso muy importante gracias al desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Resulta evidente el interés creciente de los sectores público y privado por explotar las capacidades de los sistemas de telecomunicación avanzados para su uso en la mejora de los servicios de salud. Estados Unidos en primer lugar, en Australia, Canadá y también en menor medida en Europa, existen ya numerosos programas y redes de Telemedicina en funcionamiento estable, que se han visto multiplicados con el desarrollo de Internet, la telefonía móvil y las nuevas redes de telecomunicaciones de banda ancha. En este artículo, se presenta una visión general de las modalidades y escenarios de aplicación de la Telemedicina, para entrar luego a tratar con mayor detalle algunas de las áreas de mayor desarrollo y proyección de crecimiento en los próximos años.


Modalidades de trabajo

La telemedicina ha evolucionado desde sistemas clásicos de conexión punto a punto para aplicaciones dedicadas, hacia sistemas interactivos multimedia en red. En el primer caso se cuentan innumerables ejemplos de tele-consulta entre profesionales, tele-atención domiciliaria, conexión entre asistencia primaria y especializada, etc. En el segundo caso tenemos los nuevos servicios a través de web que permiten las comunicaciones cruzadas entre personas afectadas de una misma enfermedad, entre paciente-médico y entre profesionales, no sólo para compartir información de interés común sino para ofrecer y recibir servicios médicos con un alto grado de interactividad.

Desde un punto de vista operativo, se pueden distinguir dos modos de operación básicos que son: en tiempo real y en tiempo diferido. Este último es el que se utiliza en los casos en que los datos o imágenes son almacenados en un repositorio desde el cual, en un momento posterior, son recogidas (descargadas a un sistema de procesamiento) por el médico especialista. Este método se utiliza típicamente en situaciones que no son urgentes, cuando un diagnóstico o una consulta se puede hacer en 24 o 48 horas. El modo de tiempo real se da en la situación de comunicaciones interpersonales, que pueden establecerse generalmente por videoconferencia, teléfono o chat. También puede considerarse tiempo real el envío de datos clínicos o alarmas a un centro de llamadas, que genera a su vez una respuesta acorde a la demanda solicitada.

 
Teleconsulta en la revista Radio News de 1924
Videoconsulta en la revista Radio News de 1924
Escenarios de aplicación

Podemos distinguir varios escenarios en los cuales se desarrollan distintas capacidades tecnológicas que puede utilizar el sistema sanitario para ofrecer servicios de asistencia médica a distancia. Ellos son:

Asistencia domiciliaria. Éste es posiblemente el escenario de aplicación de mayor crecimiento en los últimos años. Fundamentalmente, está dirigido a facilitar la asistencia de personas ancianas, pacientes crónicos, pacientes en rehabilitación cognitiva, asistencia a discapacitados, etc. Recientemente se han agregado a esta lista pacientes agudos dentro de programas de hospitalización domiciliaria y de cirugía mayor ambulatoria. La tele-asistencia en el domicilio se presenta como una alternativa complementaria de los servicios domiciliarios actuales en la práctica asistencial. La asistencia domiciliaria puede estar presente en cualquiera de las modalidades arriba enunciadas. En el caso de pacientes crónicos podrá incluir la tele-monitorización de señales y signos vitales (ver apartado en líneas posteriores), la tele-consulta por medio de videoconferencia o ambas simultáneamente. Los casos más básicos de asistencia domiciliaria son los sistemas personales de alarma que permiten la atención telefónica en casos de emergencias.

Conexión primaria-especializada. La telemedicina de asistencia primaria o de áreas rurales es uno de los escenarios clásicos de aplicación, en el que se cuentan innumerables programas activos en todo el mundo. Este es básicamente un escenario de colaboración entre profesionales en donde el paciente puede tomar parte activa en el proceso de consulta. Una de las tecnologías que más ha impulsado esta modalidad es la videoconferencia y la disponibilidad de instrumentos de auscultación y diagnóstico preparados para trabajar como periféricos de aquella. Como ejemplos podemos mencionar los laringoscopios, otoscopios, cámaras para dermatología, fonendoscopios electrónicos, ecógrafos, escáneres de rayos X, todos ellos con conexión de datos e imágenes con la estación de trabajo del médico de atención primaria, desde donde se transmiten en tiempo real, a la vez que se mantiene una videoconferencia entre ambos facultativos. Casi todas las especialidades hacen uso de esta tecnología, por ejemplo, en psiquiatría, medicina interna, cardiología, dermatología, pediatría, neumología, etc.

Conexión entre centros. Se trata normalmente de sistemas de interconsulta entre centros de especialidades, que pueden pertenecer a una misma organización o estar a gran distancia entre ellos. Se trata exclusivamente de contacto entre especialistas por medios telemáticos. Cuando estos contactos se hacen en tiempo real a través de videoconferencia, se establece una sesión de trabajo cooperativo, en la cual es posible intercambiar datos, imágenes, videos, a la vez que se mantiene un contacto audiovisual entre ambas partes. Los requerimientos técnicos de telecomunicaciones suelen ser muy altos para mantener la calidad y seguridad requeridos. Una de las áreas de mayor desarrollo en esta modalidad es la tele radiología.

Servicios en la red. La rápida expansión del uso de Internet, sobre todo desde el hogar ha abierto en los últimos años un nuevo campo de crecimiento explosivo, que incluso ha acuñado un nombre propio – e-health – sintetizando el concepto de servicios asistenciales en la red. Miles de portales de salud en todo el mundo dan prueba de esto: los portales horizontales que cubren un amplio abanico de especialidades médicas, dedicados al público en general o a profesionales, portales verticales dedicados a enfermedades y patologías determinadas, o a colectivos específicos, comunidades virtuales de personas que sufren una misma enfermedad o discapacidad, etc. Estos sitios web, de dispar calidad y merecimientos de confianza en cuanto a los contenidos que disponen, han evolucionado desde espacios de información relacionada con la salud a ser una puerta de acceso a servicios on-line. Así, es posible encontrar en ellos servicios de segunda opinión médica, servicios y aplicaciones para gestión de enfermedad (disease management), consulta on-line a especialistas, agendas y calendarios, etc. Es de esperar que con el despliegue de las redes de ancho de banda extendido para telefonía y datos, tales como el cable TV y ADSL, otros servicios interactivos entre pacientes y médicos podrán establecerse a través de la red, dentro de espacios que aseguren la confidencialidad y seguridad de los datos.

En los párrafos siguientes se describen los tres servicios de telecuidado que están presentes bajo distintas configuraciones en los escenarios descritos.

 

  Página 1 de 4

Enlaces relacionados con este reportaje
Universidad Politécnica de Valencia: BETValoración:7Valoración:7Valoración:7Valoración:7 [Ir]


Valoración: 1 (Muy Mal)Valoración: 2 (Mal)Valoración: 3 (Normal)Valoración: 4 (Buena)Valoración: 5 (Muy Buena)
Valoración: 3 (nº votos: 2)Valoración: 3 (nº votos: 2)Valoración: 3 (nº votos: 2)  

Eventos
Octubre 2019
L
M
X
J
V
S
D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Cusos y ayudas


Ir a buscador

Cómo colaborar con Educar en Salud

© Educar en salud 2011 - Aviso Legal - Politica de Privacidad